@RealDonaldTrump podría apoyar que los #Dreamers fueran #Ciudadanos

RedacciónN3minutos/Notimex. El presidente estadunidense Donald Trump dijo que apoya una iniciativa legislativa para resolver de manera permanente la situación de los 690 mil beneficiarios del programa DACA, conocidos como “dreamers” o soñadores, que incluya una ruta a la ciudadanía.

El mandatario dijo confiar en un acuerdo migratorio que incluya el tema de la seguridad fronteriza, incluida una partida de 25 mil millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera con México.

Durante una sorpresiva reunión de último momento con algunos corresponsales que cubren la Casa Blanca, poco antes de viajar a Davos, Trump caracterizó la ruta a la ciudadanía como un gran incentivo para estos jóvenes inmigrantes indocumentados.

“Vamos a transformar eso. Va a suceder, en algún momento en el futuro, en un período de 10 a 12 años”, dijo al ser cuestionado sobre la inclusión de este componente en esa legislación, algo sobre lo que han insistido los demócratas en el Congreso.

El mandatario se dijo confiado de que podrá alcanzar un acuerdo “en dos o tres semanas” después de su retorno de Suiza.

Durante el encuentro de poco más de 15 minutos, Trump dijo además que está dispuesto a testificar ante el fiscal independiente Robert Mueller, quien conduce la investigación sobre la posible colusión entre miembros de su campaña y personeros de Rusia para intervenir en las elecciones presidenciales de 2016.

Aunque indicó que accedería a hacerlo bajo juramento, precisó que ello dependerá en última instancia de lo que le aconsejen sus abogados.

La Casa Blanca presentará el próximo lunes su propuesta legislativa, que de acuerdo con la secretaria de prensa, Sarah Sanders, incluirá la reforma del sistema migratorio para eliminar la lotería de visas y detener la llamada ‘migración en cadena’.

No está en claro si los republicanos aceptarán la propuesta del mandatario por sobre otras dos que han sido presentadas en días recientes en el Senado y la cámara baja, las cuales carecen de apoyo demócrata alguno, y no incluyen una ruta a la ciudadanía.

Una es autoría de los senadores republicanos Tom Cotton y David Perdue, y la otra del congresista Robert Goldlatte, presidente del Comité Judicial de la cámara baja, y quien al igual que los dos primeros, es parte de los legisladores de línea dura en el frente migratorio.