@RealDonaldTrump distrae la atención de sus problemas con #Ataque a #Siria. #Rusia se inconforma

RedacciónN3minutos. Mediante un mensaje a la nación el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el inicio de bombardeos quirúrgicos contra Siria, en represalia por el reciente ataque químico que dejó medio centenar de muertos.

Trump señaló que los ataques contra instalaciones químicas están en marcha en coordinación con Reino Unido y Francia.

“Estamos preparados para sostener está respuesta hasta que el régimen sirio ponga fin a su uso de armas químicas prohibidas”, señaló.

Según el Pentágono, fue un golpe puntual y no se planean por ahora otros. Sobre el supuesto derribo de algunos misiles, el titular de Defensa dijo que “por el momento no hay informes de bajas” del lado de los aliados.

El jefe del Estado Mayor Conjunto estadunidense, general Joseph Dunford, afirmó que el ataque fue dirigido contra tres instalaciones relacionadas con el programa sirio de armas químicas —dos al oeste de Homs y una en la zona de Damasco—.

El ministro francés de Asuntos Extranjeros, Jean-Yves Le Drian, anunció que los bombardeos llevados a cabo en las últimas horas por Estados Unidos, Francia y Reino Unido en Siria destruyeron “una buena parte del arsenal químico” sirio.

“El objetivo fue alcanzado en Siria (…) una buena parte del arsenal químico (sirio) ha sido destruido” declaró esta mañana el canciller sobre el operativo militar aliado realizado la noche pasada.

El jefe de la diplomacia gala aseveró que “en esta situación no continuarán las operaciones” militares contra el régimen sirio y subrayó que el ataque de la noche pasada fue “legítimo y proporcionado”.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido dispararon más de 100 misiles de crucero y misiles aire-tierra desde buques y aviones emplazados en el mar Rojo, el Mediterráneo y la zona de Al Tanaf, pero la defensa antiaérea siria derribó una parte considerable de estos proyectiles.

También el Comando General del Ejército sirio reportó que la mayor parte de unos 110 misiles lanzados fueron abatidos.

Siria dice que casi no le hicieron daño.

Luego del ataque de Estados Unidos medios de comunicación estatales de Siria indicaron  que los ataques aéreos lanzados por Estados Unidos causaron sólo daños materiales a un centro de investigación científica en el distrito de Barzeh en Damasco.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, aparece en un nuevo video tras el ataque perpetrado contra el país árabe por Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Las imágenes, tituladas “mañana de firmeza”, muestran al mandatario en el palacio presidencial de su país.

Según la televisión estatal, los ataques destruyeron un edificio que incluye un centro de aprendizaje y laboratorios.

“Los misiles que apuntaron a una posición militar en Homs fueron frustrados, desviados de su trayectoria e hirieron a tres civiles”, según la agencia de noticias estatal SANA.

Las fuerzas gubernamentales “enfrentaron el sábado una agresión tripartita lanzada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido en varios sitios en los alrededores de Damasco y Homs”, indicó.

Los objetivos incluyen un centro de investigación en Barzeh y almacenes para el ejército sirio en Homs, precisó SANA.

“Los misiles que apuntaban a un sitio militar en Homs han sido interceptados para cambiar su ruta y causar lesiones a tres civiles”.

Multitudes de ciudadanos sirios han salido a las calles de Damasco para protestar contra el ataque, perpetrado este sábado por Estados Unidos y sus aliados, según los medios de comunicación rusos.

“Hemos resistido el ataque”, cita la agencia al representante del Ejército sirio. “Los rusos nos advirtieron de antemano, y evacuamos todas las bases militares hace unos días”, agregó.

Cerca de 30 misiles fueron disparados durante el ataque que duró unos 50 minutos, señaló un representante del ejército sirio. Un tercio de estos misiles fueron interceptados por los sistemas antiaéreos sirios.

 

Tensión entre Rusia y EEUU

 

Rusia convocó  a reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tras el ataque aéreo de Estados Unidos, respaldado por Francia y Reino Unido, contra Siria, declaró el presidente Vladímir Putin.

Los ataques de Washinton y sus aliados en Siria violan la Carta de las Naciones Unidas y las normas del derecho internacional, indicó el mandatario ruso.

En su declaración, el presidente Putin señaló que el ataque de misiles contra instalaciones militares e infraestructuras civiles en Siria es un acto de agresión contra un Estado soberano que se encuentra en la primera línea de la lucha contra el terrorismo.

Explicó que el bombardeo se llevó a cabo sin la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en violación de la Carta de la ONU y de las normas y los principios del derecho internacional.

“Con sus acciones, Estados Unidos agrava la situación humanitaria en Siria, causa sufrimientos a la población civil, favorece de hecho a los terroristas (como Damasco llama a los rebeldes) que llevan siete años martirizando al pueblo sirio y provoca una nueva ola de refugiados desde el país árabe y la región en su conjunto”.

El presidente Putin declaró que “Rusia condena en los términos más serios el ataque a Siria” y “convoca una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar la agresión de Estados Unidos y sus aliados”.

Sobre el supuesto empleo de armas químicas en Siria, alegado como pretexto para el ataque de este 14 de abril y del bombardeo del 7 de abril de 2017 sobre la base aérea de Shairat, el mandatario ruso subrayó que las naciones occidentales no quisieron esperar las conclusiones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

“Expertos militares rusos que visitaron la escena del supuesto incidente (en Duma) no han hallado rastros que apunten al empleo del cloro u otro agente químico. Ni un solo vecino local ha confirmado el ataque químico”, remarcó.

A juicio del presidente ruso, la actual escalada militar en torno a Siria “surte un efecto destructivo sobre el conjunto de las relaciones internacionales”.

“La Historia lo pondrá todo en su lugar”, apuntó Putin. “Ya endosó en Washington el peso de la responsabilidad por las represiones sangrientas en Yugoslavia, Irak y Libia”, añadió.