#Papas son sorprendidos por la #SuspencióndeClases. #Dondelosdejo?

RedacciónN3minutos/Notimex. La suspensión de clases en escuelas de la delegación  Álvaro Obregón, debido a las bajas temperaturas registradas en la madurgada, tomó de sorpresa a algunos padres de familia que llegaron puntuales a dejar a sus hijos.

Las señoras Sonia y Sabina, tienen a sus hijos inscritos en quinto y cuarto  de primaria, respectivamente, en la escuela Primaria Cirilo Celis Pastrana,  delegación Álvaro Obregón y que se enteraron de la disposición oficial por un letrero colocado en la puerta principal del plantel: “Debido a las bajas temperaturas se suspenden las clases”.

Lo mismo sucedió a la señora Carmelita quien arribó a la Escuela Secundaria Diurna 21, Jovita A. Elguero, ubicada en la colonia Bellavista de la misma delegación,  a dejar a su hija Alondra, de 13 años de edad.

“No nos enteramos que se habían suspendido las clases. De haber sabido, la dejo en casa y me voy a trabajar, ahora tendrá que acompañarme y lo peor es que sí va pasar frío porque me toca la cocina y ella me tendrá que esperar afuera”, narró la señora entre molestia y risas.

El subdirector escolar del referido plantel, Noguy Camacho, comentó que la noticia lo tomó por sorpresa pues el comunicado oficial de la Secretaría de Educación Pública, en el que se anunció la suspensión de clases en Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tlalpan y Álvaro Obregón, salió por la noche.

“Por fortuna, cada salón cuenta con un vocero, lo que ayudó mucho a que la comunidad escolar, compuesta con cerca de casi 700 alumnos, se enterara y fueron los menos los que llegaran a clases”, añadió.

El directivo indicó que el plantel tiene una gran demanda escolar dado que cuenta con un horario ampliado de 7:00 a 15:00 horas, tiempo en el que, con excepción de los alimentos, se otorga a los alumnos una hora extra de matemáticas, español y expresión artística.

En otras colonias de esta zona de Álvaro Obregón como Barrio Norte, Jalalpa, Santa Lucía y Olivar del Conde, es común que los padres de familia lleven a sus hijos a escuelas como Naciones Unidas y Guillermo Prieto, ubicadas en la delegación colindante Miguel Hidalgo donde las clases se mantuvieron y las familias no tuvieron inconveniente.

Para Ana y Alejandro, quienes venden tamales y atole a afuera de la estación del Metro, San Pedro de Los Pinos, así como en la calle Gruta, el descenso de temperatura no afectó su negocio, por el contrario, lo incrementó entre 10 y 20 por ciento.

Alejandro, precisó en entrevista que en esta zona limítrofe de la delegación Miguel Hidalgo hay mucha competencia, pero lo cierto es que si no hay clases, el producto lo distribuye afuera de las fábricas o empresas que hay en el lugar.

“Los clientes piden tamales de todos sabores, aunque sus preferidos son los verdes, de rajas y mole que cuestan 12 pesos y si solicitan una guajolota, ésta les cuesta 15 pesos, ya que incluye el bolillo”, comenta el vendedor ambulante.

A quien sí mermaron sus ventas fue a don Beto, el encargado de una tienda ubicada frente a la escuela primaria Ana María Gómez Campos, en la delegación Álvaro Obregón, que habitualmente vende sándwiches a 10 pesos todos los días, además de yogurt, galletas y jugos para el desayuno de los niños.

Sin embargo, aclaró, sí se enteró del cierre de los planteles escolares por lo que no preparó los sándwiches; “sí, si supimos que no habría clases, pero sí nos baja mucho la venta porque los niños mueven el mundo prácticamente”, expresó.

El comerciante no quiso desaprovechar la entrevista para solicitar a las autoridades de la delegación, que retiren los autos abandonados ubicados frente al plantel escolar, dado que éstos son utilizados por personas adictas a alguna sustancia tóxica, comentó.