Confusión entre #Iglesia, #Autoridades de #Michoacán y una #investigación periodística. #dondeestaelparroco

RedacciónN3minutos. Confusión es lo que provocó el anuncio del cardenal Alberto Suárez Inda, quien denunció el supuesto secuestro del sacerdote José Alfredo López Guillen, párroco de la comunidad de Janamuato, en Puruándiro, Michoacán.

En una entrevista que le hicieron al Cardenal len el canal de “Mi Morelia” y que fue retomado por medios locales como la agencia Quadratin; el párroco lamenta el secuestro y muerte de los sacerdotes de Jalapa y anuncia que su párroco esta secuestrado. Ante esto el gobernador y su gente declaran rápidamente que están iniciando las investigaciones y confirman que el sacerdote fue aducido.

Luego las cosas se están complicando pues mientras el cardenal asegura en el video que el sacerdote fue sacado de su casa y que hubo además un robo y que no saben donde está. Pero la agencia Quadratin saco una serie de fotografías de un video de seguridad de un hotel donde dice que el sacerdote de Puruándiro que la Iglesia católica presume fue secuestrado el lunes por la noche aparece en videos entrando en compañía de un menor de edad a un hotel de esa cabecera distrital, de acuerdo con una pesquisa de Quadratín.

Según la hora y fecha registradas en una de las imágenes, el cura y el menor de edad ingresaron solos y por su propio pie al hotel la mañana del martes, al otro día del presunto plagio. Luego de que se informara a la autoridad de la desaparición del prelado, se desplegó un operativo policial con la participación de autoridades de los tres órdenes de gobierno, así como de agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán y del Ejército.

Las autoridades y las investigaciones periodisticas son confusas y en este momento no se sabe si de verdad el sacerdote fue secuestrado, si se fue de viaje y tampoco se sabe porque iba con un adolescente a este hotel.

Con información de Quadratín