#Columnaspolíticas de los #Principalesdiarios

Frentes Políticos de Excélsior comenta: Manos vacías. Digan lo que digan, Morena no se llevó la gubernatura en Veracruz. Aunque lloren. Fernando Belaunzarán, exdiputado del PRD, fue muy claro: “Amigos pejistas: pueden repetir un millón de veces que ustedes ganaron y que el PRD perdió, eso no les dará un solo gobernador”. Es cierto. Los votos no fueron suficientes para Morena, la nueva trinchera de Andrés Manuel López Obrador. Pensó arrasar a nivel nacional, pero sólo ganó en la Ciudad de México, y apenitas. La moraleja del cuento lopezobradorista es que pulverizar a la izquierda nunca le hará ganar comicios. Es la aritmética que simplemente no entiende. Cuitláhuac García ya está como él: a fuerza quieren ganar, cuando ya perdieron.

Templo Mayor de Reforma defiende: A Ver si no termina pagando Manlio Fabio Beltrones los platos que rompieron, en realidad, varios de sus compañeros de partido. Ya comenzaron los susurros y jaloneos al interior del PRI para moverle el tapete al sonorense, tras la derrota tricolor del domingo… como si de él fuera toda la culpa. Nadie habla, por ejemplo, de las candidaturas que se impusieron desde distintas oficinas del gabinete presidencial. Mucho menos de la obstinación de algunos secretarios para defender a personajes indefendibles, como fue el caso de Roberto Borge o Javier Duarte, al que se le salvó el pellejo desde la Ciudad de México. Y, claro, mucho menos se acuerdan de los escándalos de corrupción, mal gobierno y prepotencia de muchos de los gobernadores hoy en desgracia. ¿La mala imagen del propio Presidente? De eso tampoco se habla en el cuartel general del PRI. Ahí lo único que se dice es que los números son fríos y, bajo la gestión de Beltrones, el partido cayó a su nivel más bajo: sólo gobernará en 15 estados. Para darse una idea del descalabro, en el año 2000, cuando el PRI perdió por primera vez la Presidencia, logró mantenerse en el poder en 19 entidades. Lo menos que llegó a tener fueron 17 en 2003. Y el próximo año, ¡gulp!, es la elección para gobernador del Estado de México, el más grande costal de votos del país.

Bajo Reserva de El Universal cuenta: PAN-PRD pelean por la paternidad. El PAN y PRD pelean ahora por la paternidad de los triunfos electorales en alianza concretados el pasado domingo. El perredista Jesús Zambrano pidió el lunes al líder del PAN, Ricardo Anaya, no arrogarse en solitario el derrocamiento del PRI en entidades como Veracruz, Quintana Roo y Durango, donde ambos partidos fueron juntos a la contienda. El mismo lunes Anaya llamó por teléfono a Zambrano para aclarar que no fue su intención dar al PAN como el artífice único de las victorias y, si fue así, ofreció reparar el error. Zambrano asegura que el PRD se siente “parte de esos triunfos que llevan a que haya alternancia en tres entidades de la República que no la habían tenido en cerca de 100 años… nos sentimos parte de ese bando ganador”. Quizá por ello Anaya y el líder del PRD, Agustín Basave, convocaron a una conferencia conjunta con los “candidatos ganadores” este miércoles. La derrota no tiene madre ni padre, pero de los triunfos todos reclaman la patria potestad, nos recuerdan.

Astillero de La Jornada explica: “Este año”, en cualquier semana de estas, se librará la sentencia judicial respecto del caso de los asesinados en la colonia Narvarte. Todo indica que la resolución del correspondiente juez sostendrá la tesis de que no hubo intencionalidad política en los homicidios. En realidad, según lo que hasta ahora se perfila, la resolución no hará mención específica del móvil de esos delitos. Quedarán acreditados los hechos y la responsabilidad de los imputados, pero los juzgadores consideran que no se pudieron establecer las motivaciones de los asesinos. El telón de fondo sigue siendo el narcomenudeo. En el caso específico del reportero gráfico Rubén Espinosa, no habrá nada que involucre al gobierno de Javier Duarte de Ochoa pues, a criterio de los juzgadores y conforme a las diligencias realizadas hasta ahora, no hubo en el quíntuple asesinato ningún elemento que apuntara realmente hacia Xalapa. La fuente judicial que compartió este adelanto dijo extraoficialmente que, según lo investigado hasta ahora, Rubén había estado en la casa y la hora equivocadas y que fue víctima de circunstancias criminales que nada tenían que ver con la política ni con persecución y amenazas del gobernador veracruzano saliente. Y, sin embargo, más allá de estas versiones judiciales en vías de convertirse en sentencia oficial, un segmento social y compañeros de Rubén Espinosa mantienen el dedo acusatorio en dirección a Veracruz, donde el saliente Duarte de Ochoa acumuló expedientes represivos múltiples, encabezando a escala nacional los ataques y agresiones contra periodistas, en varios casos incluso con desenlaces mortales.

Trascendió de Milenio Diario apunta: Que tan pronto como la Cámara de Diputados declare abierto su periodo extraordinario al comienzo de la semana entrante, el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Zambrano, convocará al pleno a erigirse el martes 14 de junio en Jurado de Procedencia para votar el desafuero de la legisladora sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez, presuntamente ligada a Joaquín “El Chapo” Guzmán.