#Columnaspolíticas de los #Principalesdiarios

Confidencial de El Financiero revela: Candidato del PES se fue a un concierto El vocalista de la Banda Jerez y candidato del Partido Encuentro Social al gobierno de Zacatecas, Marco Antonio Flores, se quedó sin el voto más importante de la jornada electoral de este domingo, el de él, ya que ayer nadie sabía de su paradero. Sus simpatizantes, que lo esperaban ansiosos, terminaron confesando que iban a mentir que fue porque perdió su credencial, pero a ciencia cierta no sabían si tenía credencial para votar en Zacatecas.

Templo Mayor de Reforma analiza: Tras la sorpresiva jornada electoral de ayer, queda claro que el 2018 ya no es lo que era. Un manotazo blanquiazul hizo saltar las piezas del tablero de ajedrez político rumbo a la próxima elección presidencial. Al arrebatarle al PRI las gubernaturas de Veracruz, Quintana Roo, Tamaulipas y Chihuahua, los panistas se reposicionaron. Y todavía falta ver cómo se resuelven los comicios en Aguascalientes y Durango, que en la madrugada también parecían pintarse de azul y blanco. Con este resultado -más el triunfo en Puebla- crece la figura de Ricardo Anaya, quien también suspira por el 2018. Falta ver si logra un acuerdo con Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala, que seguramente hoy amanecen engallados. Por otro lado, también quedó que Morena llegó para quedarse. Si bien le faltó ganar alguna gubernatura, el lopezobradorismo logró ir más allá de los límites de la Ciudad de México y sacudir otros estados como Veracruz, Zacatecas y Oaxaca. El que no entrega buenas cuentas es Manlio Fabio Beltrones, pues el PRI sólo retuvo tres gubernaturas (Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas) aunque hay que reconocerle haber recuperado Oaxaca y Sinaloa. Y donde tendrán que reflexionar mucho sobre sus posibilidades a futuro es en el PRD, dado que no ganaron nada por sí mismos, sino solamente de la mano de los panistas. Pareciera que México ahora tiene un tripartidismo… ¡de tres y medio partidos!

Bajo Reserva de El Universal comenta: En la elección 2016 todos ganan y nadie pierde… pero la ley dice que sólo uno puede gobernar. Los presidentes de partidos, el priísta Manlio Fabio Beltrones, el panista Ricardo Anaya, el perredista Agustín Basave y el morenista Andrés Manuel López Obrador se dijeron ganadores en Veracruz, estado que bien podrían dividir en tres regiones para gobernar por pedacitos, nos comentan. Lo cierto es que el panista Miguel Ángel Yunes Linares va adelante en la contienda. Pero el mal del que no sabe perder se repitió en otras entidades como Oaxaca, Sinaloa, Chihuahua Tamaulipas y Tlaxcala. A ver cómo lo resuelven, quizá si hacen gubernaturas rotatorias de dos o tres años cada una, según el número de punteros.

Astillero de La Jornada apunta: Obtengan los resultados que obtengan, PAN y PRD mostraron en estos comicios un terrible encogimiento práctico y doctrinal. Nada de fondo propusieron ni defendieron, más que la retahila de lugares comunes que marca la mercadoctecnia. Sus candidaturas comunes no generaron más esperanza que la del cambio de siglas. En Puebla, el precandidato presidencial Rafael Moreno Valle, en funciones de gobernador, hizo todo lo necesario para reposicionarse, imponiendo a su candidato a la sucesión, frente al activismo escandaloso de Felipe Calderón que anduvo asomándose a cierres de campañas para hablar y criticar, como si él no hubiese sido responsable central de la tragedia que hoy vive el país. El PRD sólo tuvo una opción “propia” en Tlaxcala y allí concentró su atención el dirigente formal del sol azteca, Agustín Basave, quien habrá de dejar la presidencia del comité nacional y regresar a San Lázaro, pues no soporta más la envenenada vida interna de la cúpula de ese partido, en especial a los Chuchos.

Frentes Políticos de Excélsior escribe: El despreocupado. En un comunicado, la delegación Cuauhtémoc negó que hubiera reparto de materiales o despensas para promover el voto en favor de Morena, como acusaron fuentes perredistas de la capital. De acuerdo con funcionarios delegacionales, las bodegas y estacionamientos de la demarcación fueron cerrados desde el pasado viernes y no se utilizan para apoyar al hermano de su delegado. Su jefe, Ricardo Monreal, no estuvo en la delegación ni en la Ciudad de México, sino que se trasladó a Zacatecas para seguir el desarrollo de la campaña en ese estado, donde su hermano David es el candidato de Movimiento Regeneración Nacional. Sorprendidos se mostraron en redes sociales: esos viajes de Monreal no los tiene ni Obama, diría El Peje.

Trascendió e Milenio Diario cuenta: Que los primeros candidatos en pasarse por el arco del triunfo las recomendaciones del consejero del INE Ciro Murayama, de evitar salir a proclamarse ganadores antes de los resultados oficiales, fueron los de Veracruz por las coaliciones PRD-PAN y PRI-PVEM-Panal, Miguel Ángel Yunes y Héctor Yunes, respectivamente. Luego de que los candidatos salieron a anunciar su “triunfo”, Murayama tuiteó: “Declararse ganador antes de que se cuenten los votos es como celebrar un knock-out en boxeo de sombra (o peor)”. Seguramente esta mañana muchos ya lo comprobaron.