#CarlosAguiar es el nuevo #ArzobispoPrimado de México

RedacciónN3minutos/Notimex.  La Catedral Metropolitana fue testigo de la toma de posesión como nuevo arzobispo primado de México, en sustitución de Norberto Rivera Carrera, del cardenal Carlos Aguiar Retes.

Una vez en Catedral, el nuevo arzobispo primado y exarzobispo de Tlalnepantla, hizo la Profesión de fe, la promesa de fidelidad y se mostró a los asistentes la bula (documento pontificio) del Papa Francisco donde se le nombra Arzobispo.

El padre Felipe Galicia, director del Coro de la Catedral Metropolitana, detalló: “Una vez que entró el cardenal por la Puerta Santa, escuchamos a los dos órganos simultáneamente hasta el momento en el que sea recibido por el Venerable Cabildo y hagan una oración en el Altar del Perdón”.

Y, una vez que se dispongan a caminar hacia el Altar Mayor, se interpretará el Ecce Sacerdos de Anton Bruckner, que es una obra romántica de 1885, himno que se canta cuando un obispo entra a su Catedral.

Los invitados a la ceremonia comenzaron a llegar a la Catedral Metropolitana desde las 9:00 horas.

De los primeros en llegar fueron la aspirante presidencial sin partido Margarita Zavala y su esposo el ex Presidente Felipe Calderón, así como el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

El hasta hace unas horas Arzobispo Rivera Carrera dió un breve discurso, en tanto que Aguiar Retes hizo la Profesión de fe, la promesa de fidelidad. Al final, monseñor Aguiar se trasladó a la Basílica de Guadalupe donde celebró la Santa Misa, salida que fue acompañada del atrio metropolitano por el Aleluya de Haendel.

A su llegada al templo guadalupano, Aguiar Retes fue recibido por el Cabildo de la Basílica, que le dio la bienvenida y cuyo rector Enrique Glennie Graue le entregó un crucifijo y un hisopo con agua bendita, con el cual se asperjó a sí mismo y a los presentes.

Ya en el templo, en medio de una valla humana y acompañado por el Cabildo guadalupano, ingresó por la puerta principal hasta el presbiterio donde delante del Altar Mayor, justo frente a la Virgen morena realizó una oración.

Después de un breve momento de oración, Aguiar Retes se trasladó a la Sacristía para revestir los ornamentos sagrados, mientras el nuncio apostólico Franco Coppola, le hizo entrega de las Letras Apostólicas y el báculo pastoral.

Cada paso y movimiento del nuevo arzobispo recibió el aplauso de los asistentes, que fue coronado por diversos cánticos religiosos y guadalupanos, así como por el tañir de las campanas.

Acto seguido, el nuevo arzobispo primado de México dio inicio a lo que fue su primera misa ante los fieles que se dieron cita en el atrio, así como invitados especiales, cardenales, arzobispos y obispos.

A la Basílica de Guadalupe están invitados los integrantes del Consejo Ecuménico de México, así como líderes judíos, budistas, hinduistas y musulmanes.

También estuvieron representantes de las iglesias orientales maronita y greco-melquita, de modo que entre los asistentes hubo obispos y arzobispos de diferentes credos, informó a su vez el padre Valtierra, responsable de Ecumenismo en la Arquidiócesis Primada de México.

Entre los cardenales asistentes se encuentran el arzobispo metropolitano de Chicago, Illinois, Blase Joseph Cupich, así como los obispos José Luis Lacunza, de Panamá y el auxiliar de El Salvador, Gregorio Rosa Chávez.

Cabe destacar que para el acto protocolario en la Catedral Metropolitana, peritos en restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH ) dieron mantenimiento a la Puerta Santa que abrió desde las 10:00 horas para dar la bienvenida a Aguiar Retes.

Además, siete de 23 campanas de la torre oriente de la Catedral Metropolitana, fueron tocadas durante la ceremonia de bienvenida al cardenal Carlos Aguar Retes.

El tañido de las campanas de la Catedral se escuchó por última vez el 19 de septiembre de 2017, por la mañana, antes del sismo de 7.1, cuando se vino abajo La Esperanza, una de las tres esculturas del arquitecto y prestigiado artista español Manuel Tolsá colocadas en el atrio.