Al primer trimestre del año, el servicio ferroviario tuvo 852 robos y dos mil 519 actos de vandalismo: @CesopMx

Redacción3minutos.- El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), de la Cámara de Diputados, señala que el transporte ferroviario en México tiene notables rezagos y marcadas deficiencias en la prestación de este servicio que ha quedado visiblemente atrasado, que exige un proceso de análisis y debate nacional sobre el tipo de reformas que deben implementarse en el sector, así como su profundidad y su velocidad.

En el documento “El Transporte Ferroviario en México”, asegura que los desafíos del proceso de modernización de este transporte son complejos, pues de los 26 mil kilómetros de caminos férreos existentes en el país, casi 20 mil fueron construidos en el Porfiriato.

Menciona que de acuerdo con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, durante el primer trimestre de 2018 se reportaron 294 siniestros en el ámbito ferroviario, 852 eventos de robo y dos mil 519 actos de vandalismo. Además, 130 de los 294 siniestros se derivaron de causas ajenas a los ferrocarriles.

Los robos a los ferrocarriles mantuvieron una tendencia creciente, impulsada principalmente por la sustracción de componentes de vía. Por su parte, 50 por ciento del total de los actos de vandalismo estuvieron relacionados con daño y robo a material rodante.

Los descarrilamientos representaron 80.9 por ciento de los siniestros ferroviarios en el primer trimestre de 2018, concentrándose tales sucesos en el Estado de México (15), Tamaulipas (12), Tabasco (nueve) y Nuevo León (nueve). A diferencia de otros periodos, los incendios (22) superaron a sucesos relacionados con objetos sobre la vía, deslaves o derrames como los más frecuentes.

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública informa que, entre enero y marzo de 2018, de acuerdo con datos de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), Puebla ocupó el primer lugar en hurtos, con 139; seguido de Jalisco con 83; Guanajuato, 82, y Veracruz, 77.

En los meses de enero, febrero y marzo de este año, se registraron 852 robos a trenes, mientras que de cifras acumuladas del 2017 arrojan un total de mil 825 asaltos a convoyes. Este periodo supera a cualquier trimestre de 2017, tiempo en el que la ARTF registra 125 robos en el primer trimestre; 331 en el segundo, 576 en el tercero y 720 en el cuarto.

Los productos con mayor número de reportes de robo en el sistema ferroviario corresponden a granos y harinas (165 eventos), productos terminados y de consumo (161), autopartes (133) y materiales para la construcción (102 eventos). Junto con lo anterior, destaca la sustracción de componentes de vía, la cual se elevó 131 por ciento con respecto al último trimestre de 2017.

Entre los componentes de vía con mayor reporte de robo se encuentran los juegos de fijación y sus piezas, como grapas, anclas, placas de asiento y planchuelas, que en conjunto suman 64 por ciento del total de los componentes robados. “Eso explica las razones por las que a últimas fechas se han incrementado los descarrilamientos de locomotoras y vagones de trenes, principalmente en las rutas de Veracruz y Puebla con destino a la Ciudad de México”, señala.